El Hotel Residence Acquacalda dispone de habitaciones dobles y apartamentos en los que sencillez y confort se aúnan con mágico resultado.
Amplias y luminosas, con muebles de cálidas maderas color pastel, todas las soluciones disponen de cocina en mampostería, o de una práctica superfice para cocinar que se esconde, y frigorífico.
Vistas a las islas de Salina, Panarea y Stromboli, vista lateral al mar, íntimo patio equipado... Elija la solución que elija, cualquiera de ellas le regalará una magia particular.
Sublimes puestas del sol, lenguas de fuego que se elevan en la oscuridad desde Stromboli, el silencio del mar inmóvil o sus olas rompiendo en las largas noches estivas, el perfume de los arbustos, hierbas y salmuera, son solo algunas de las emociones que podrá vivir desde los balcones de este pequeño hotel a orillas del mar.