Decidirse por uno de los apartamentos del hotel quiere decir regalarse una verdadera experiencia eoliana sintiéndose a la vez como en la propia casa.
Son apartamentos luminosos y con vistas al mar, con balcones y amplias terrazas equipadas, ideales para estar en familia o disfrutar con amigos.
En el interior disponen de cocina en mampostería o de muebles armario de cocina completamente equipados.
Los apartamentos tienen televisión de pantalla plana, caja fuerte y aire acondicionado.
El baño es con ducha, bidet y secador de pelo; algunos son con doble servicio.