Desde las terrazas y desde el ampio solárium equipado del Hotel Residence Acquacalda podrá admirar un sector de la costa entre los más espectaculares de Lípari, un rincón de paraíso a caballo entre la blancura de las montañas de piedra pómez y el azul cristalino del mar.
Ideales para disfrutar del sol del Mediterráneo de día, las terrazas del hotel son únicas para emocionarse al atardecer, ante puestas de sol que tiñen de rosa el mar, y espectaculares por la noche para admirar las erupciones del Stromboli bajo una mágica cúpula de estrellas brillando sublimes en el cielo estivo.
Las terrazas del Hotel Residence Acquacalda son el lugar ideal para regalarse increíbles recuerdos y vivencias destinados a grabarse en la memoria.