Óptimo para gozar de tranquilidad entre plantas y flores de vivos colores, el patio del Hotel Residence Acquacalda está equipado con sillas y mesitas para poder saborear refrescantes jugos de fruta, o aperitivos al anochecer, sumergidos en un ambiente apacible y relajante.
El íntimo patio del hotel es un sitio perfecto para estar entre amigos, tomarse una copa, disfrutar de la dulce brisa marina leyendo un buen libro o bebiendo un gustoso vino, sumido en la mágica paz de las Eolias.
Rodeados de perfumes y colores de la naturaleza mediterránea, acariciados por la suave brisa del anochecer y arrullados por el rumor delicado del mar, Uds. podrán vivir atardeceres y noches de auténtico relax, lejos el estrés de la vida cotidiana.