Es la más amplia y panorámica de las terrazas del Hotel Residence Acquacalda, permite disfrutar con el máximo relax del sol de Lípari y se asoma a Salina, Panarea y Stromboli; en ella podrá broncearse a su antojo sumido en un ensueño de silencio y paz, olvidando las preocupaciones y desentendiéndose del estrés de la vida.
Broncearse de día y emocionarse por la noche, cuando desde el solárium admire los matices de un magnífico atardecer eoliano saboreando un aperitivo, y luego el espectácuo singular de las erupciones nocturnas del Stromboli, que inflaman el cielo veraniego cargado de estrellas.