Acquacalda se halla en un segmento de la costa especialmente panorámico, rodeado por una atmósfera encantada de paz y silencio, apartada del frenético caos. Acquacalda está situada en la parte norte de Lípari, a 9 km del centro ciudadano, y a 5 km del pueblo de Canneto.
La playa pedregosa de cantos, premiada con el prestigioso reconocimiento Bandera Azul, dista apenas unos metros del hotel y es el sitio perfecto para disfrutar hasta bien entrada la tarde de un mar limpio y transparente, admirando los últimos rayos del sol que inflaman el cielo.
Esta antigua localidad de pescadores es el sitio ideal para sumergirse totalmente en los perfumes y en los sabores eolianos y gozar de un ambiente de ensueño arrullados por la música de las olas, dejándonos a la espalda, al menos durante algunos días, el ritmo frenético de la vida cotidiana.
La cándida belleza de las montañas de blanca piedra pómez, y la espléndida vista de Salina, Panarea y Stromboli configuran un singular cuadro natural, que hace del Hotel Residence Acquacalda el lugar idóneo a la hora de regalarse unas vacaciones para descubrir las islas Eolias.